El motor del talento es la confianza

El motor del talento es la confianza

Borja Lema – Equipo MVP SPORT

¿Qué entendemos por talento? ¿Una capacidad, habilidad o destreza innata?

Según Dr. Howard Gardner (2011) es la suma de actitudes y capacidades que nos permiten resolver los problemas con eficacia y alcanzar nuestras metas.

Muchas veces se tiende a generalizar en atribuir como talentosa cuando realmente una persona es buena en algo, no debemos olvidar que lo más importante es generar un contexto adecuado para poder desarrollar correctamente ese talento.

Conocemos infinidad de situaciones donde a una persona talentosa se le exige poner el foco atencional durante el trabajo en sus debilidades, perdiendo de vista incluso sus fortalezas, que realmente es por lo que esa persona destaca.

La intención no es otra más que alcanzar deportistas más completos pero siempre se tiene que tener en cuenta por qué esa persona es talentosa y de qué forma seguirá siéndolo, incluso alcanzando las metas que se proponga.

Confianza, talento, actitud, capacidad, compromiso, habilidad, competencia… todas ellas son palabras potentes pero vacías de significado si no tienen un contexto específico.

Muchas de ellas se encuentran ligadas como pueden ser:

  • Confianza:

“Buena voluntad de una persona de ser vulnerable a las acciones de otra, basada en la expectativa de que ésta realizará una acción determinada importante para quien confía, sin tener que llegar a controlar y monitorear dicha acción”. (Mayer, 1995)

“Un sentimiento, un comportamiento, una reacción o una función facilitadora de las relaciones”. (González l Navarro, 2005)

“Elemento dinamizador del éxito organizacional y empresarial: una lectura desde el paradigma ecológico”. (López Noreña, G, 2010)

  • Talento:

“Estos sujetos usan un grupo de destrezas, negocian en situaciones difíciles, tienen alto nivel de autoconfianza, de responsabilidad, de cooperación, tendencia a dominar, habilidad para adaptarse a nuevas situaciones”. (Sisk, 1993).

“Según Susanne Langer (citada por Csikszentmihalyi, 1986) el talento es maestría técnica y el genio tiene el poder de la concepción, sólo aparece en la madurez y depende del trabajo”.

  • Compromiso:

“El compromiso surge cuando una persona, por la realización de inversiones para el mantenimiento de ciertos intereses, permanece con una consistente línea de actuación”. (Becker, 1960)

“Una actitud u orientación hacia la organización la cual vincula o anexiona la identidad de la persona a la organización”. (Sheldon, 1971)

La confianza es la puerta de entrada al compromiso, ya que cuando un líder se comporta de manera coherente, predecible y es una persona capaz, genera confianza y ésta hace que las personas se comprometan con un mismo proyecto.

Otro aspecto a tener en cuenta son las necesidades psicológicas básicas, según Deci y Ryan (1985), son las variables motivacionales que desencadenan todo:

  • Competencia à Consiguiendo éxito en una tarea, por un feedback externo, siendo consciente de la progresión que se va adquiriendo.

  • Autonomía à Opciones a la hora de trabajar y posibilidad de tomar decisiones, cediendo responsabilidades progresivamente.

  • Relaciones à Generación de vínculos tanto entre deportistas como con el entrenador, aprovechando situaciones lúdicas.

Tras indagar un poco en lo más profundo del talento, extraemos como conclusión la necesidad de generar confianza en los deportistas, teniendo en cuenta una serie de variables que se encuentran interconectadas por lo que será de gran importancia dominar todas ellas.

Resumiendo, para sacar a la luz el talento de un deportista es vital generar las condiciones adecuadas para que ese talento reluzca, además serán importantes variables como la relación con dicho deportista, el contexto en el que se encuentra, el tipo de actividad propuesta, las relaciones que aparecen en su entorno, el liderazgo y la capacidad de decisión de la que disponga, la suma de todas estas variables darán como resultado un gran compromiso que generará un vínculo que le podría beneficiar tanto a nivel deportivo como personal al deportista.

Lanzamos una pregunta para reflexionar…

¿Eres capaz de sacar a relucir el talento de cada uno de tus deportistas?

 

Referencias:

  • Covey , S.M.R.; Merill, R.; (2007): “El factor confianza. El valor que lo cambia todo” Paidós Empresa. Barcelona
  • Hunsaker, P.; Alessandra, T.; (2008): “The new art of managing people”
  • Martinek, T., & Hellison, D. (2009). Youth leadership in sport and physical education. New York: Palgrave MacMillan.
  • Sagar, S. S., & Lavallee, D. (2010). The developmental origins of fear of failure in adolescent athletes: Examining parental practices. Psychology of Sport & Exercise, 11(3), 177-187.

 

pdflogo

El motor del talento es la confianza Borja Lema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.